Archivo | marzo, 2014

20 películas de 2013 (Vol.2)

30 Mar

La Grande Belleza

la-grande-bellezza-toni-servillo

Diálogos afilados, desgana, decadencia. Planos que son lienzos. Barroquismo amable. Una cámara que se mueve limpia, pero enérgica. Un remix de Fellini. No suena Nino Rota, suena el Pa Panamericano.

Le perdonamos esa escena que no es una escena, es un anuncio de Peroni.

Spring Breakers

spring-breakers-poster-banner

Por Korine, que hace de una rave una isla metafísica, una burbuja espiritual, un reducto de libertad. Por el flúor, el rosa y las pistolas de complemento. Por Britney Spears, un ángel que no está, pero es protagonista de una de las mejores escenas del año… Por las oportunidades para huir, que ni son gratis, ni son para todos. Porque en el desfase hay coherencia, y en lo predecible, sorpresa. Porque empecé viéndole nada, y acabé viéndole todo.

Oh Boy

oh boy

Es la indiferencia de Jean-Pierre Léaud en Besos Robados. La risa tonta ante la desgracia. El castillo de Kafka que toma la forma de un café. Es Salinger y su “ya veremos”. Antoin y su “¿ahora qué?”. Un día. Una vida. Una odisea. Es mi película favorita de 2013.

Frances Ha

fr1

Girls pasada por el filtro de Woody Allen. Woody Allen pasado por el filtro de Girls. Lo mismo da. Y ese toque a lo Fama, que le sienta tan bien.

Only lovers left alive

onlyrecortada

Una conexión Tánger-Detroit. Dos almas unidas en la distancia como partículas subatómicas. Vampiros que nos dan la espalda y remolonean en la cama víctimas del hastío y la procrastinación. Como un fin de semana cualquiera encerrados en casa. Atrincherados, entrelazados, enamorados. Fuera el mundo duele, es una amenaza. Lo han tomado los zombies.

Stockholm

stockholm

No es de monstruos y princesas, pero es de la noche y el día. De una oscuridad con matices, y de una luz que hiere los ojos. Afilada, pero frágil, se rompe… Stockholm es nuestro mundo condensado, comprimido para que nos lo podamos tragar de una vez. Un baile ancestral de presas y depredadores, de derrotas y triunfadores, de inadaptados que lo intentan, pero no entienden nada, se ahogan… No pueden más.

Enemy

Mud

Before Midnight

Stoker

Anuncios

The Counselor

7 Mar

the-counselor-review-5

The Counselor es un guión-novela de Cormac McCarthy. La parte buena se llama Cormac McCarthy. La mala, guión-novela. Hay veces que el trabajo de McCarthy, en pantalla, simplemente no funciona. Porque no llega, o porque se extiende demasiado. Porque chirría, porque se desborda. Hay pasajes de peso, realmente sustanciosos, que no tienen ritmo, que tropiezan. Da la impresión de que no caben, de que la imágenes se les quedan cortas. Otros se quedan descolgados, son anécdota.

El resultado de todo esto es un espejo roto, un reflejo fragmentado. El estudio de la inevitable, que a fin de cuentas es la cinta, se resiente sin remedio de este encuentro entra palabra y formato, pero a la vez también es lo que la rescata, lo que la hace un poquito especial. Sin McCarthy detrás, no imagino a Ridley Scott dirigiendo a estas alturas una catarsis tan estilizada, tan fría, envuelta en un ecosistema sexual tan vivo y tan presente.

Viral

Big Bad Wolves

5 Mar

big-bad-wolves-1-e1382194073754

Será por lo bien que hablaba de ella Tarantino. Será porque se fue del último festival de Sitges con el premio a mejor director junto con el de mejor banda sonora. Será por este cartel tan chulo. O por este. O por este otro. Puede que incluso tenga algo que ver que sea una cinta israelí ,y de simple que soy, la asociara con Waltz with Bashir… Será por algo de esto, o quizás por todo a la vez, pero sus primeros 15 minutos chocaron de tal forma con mis expectativas que estuve a punto de hacer algo que no hago nunca: quitarla.

15 minutos de desconcierto. No había placer estético ni conexión. No le cogía el tono. Donde intuía comedia no veía la gracia. Donde había tensión, o drama, todo me parecía forzado, brusco, cutre. Y sin embargo aguanté, como aguanté con The act of killing, y tuve la impresión de que la cinta poco a poco remontaba. O quizás fui yo, que por puro instinto de supervivencia terminé por acostumbrarme a su juego. Ahora me atrevo incluso a decir que contiene alguna que otra escena brillante, por hilarante, por fina o por valiente. De todo hay, e intuyo que será suficiente para que algunos la recomienden con la boca llena.

Yo no.

Trailer