Diamond flash

12 Jun

Diamond Flash es un vaivén subterráneo, lento, extraño. Una amenaza constante de desconexión esperando a la vuelta de cada esquina, de cada giro de guión. Pero no hay ruptura. No hay cortocircuitos. Cada fragmento termina absorbiendo hasta el último gramo de atención.

Vermut ha parido una criatura imperfecta, a veces, amateur. Se le perdona porque contiene verdadero genio. En los diálogos, pero también en las formas, en la narración. El director supera sus influencias setenteras, y arriesga especialmente a la hora de decidir qué nos muestra y qué no. Hay escenas, como la que cierra, con encuadres que se graban a fuego en la retina.

Probablemente estemos ante una cinta de culto instantáneo.

Como el Nesquik, pero con sabor a algo.

Trailer

Anuncios

Una respuesta to “Diamond flash”

  1. cheap tobacco octubre 19, 2012 a 2:05 pm #

    Pretty great post. I simply stumbled upon your weblog and wanted to say
    that I have truly enjoyed surfing around your weblog posts.
    In any case I’ll be subscribing in your rss feed and I hope you write once more very soon!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: